La Ordenación de las Mujeres y Pablo


1-¿Elogió Pablo  a ciertas mujeres como «colaboradoras» (Romanos 16:3) y como las que han "trabajado duro" (Romanos 16:12; Filipenses 4:3) en el servicio del Evangelio implica que algunas mujeres sirvieron como líderes de la congregación en la iglesia apostólica?  No. El mismo Pablo, elogió a las mujeres por su destacada contribución a la misión de la iglesia también mujeres instruidas, no para "enseñar" (1 Timoteo 2:12) o "hablar" (1 Corintios 14:34) como líderes representantes de la iglesia. Por lo tanto, su insistencia en funciones diferentes para hombres y mujeres en el hogar y en la iglesia debe ser visto como un indicio, no de chauvinismo (patriotismo,o xenofobia) de Pablo, sino más bien de su respeto por las diferencias de funciones establecidas por Dios en la Creación.
Su práctica estaba de acuerdo con el resto de la iglesia apostólica. En la iglesia del Nuevo Testamento no había mujeres apóstoles, ni mujeres evangelistas, ni ancianas públicas o pastores. Ninguna de las mujeres estaba dedicada a "enseñar" en público. Ninguna mujer se desempeñó como jefe o líder de una congregación. La razón no es que la cultura era machista, sino más bien que la iglesia fielmente respetaba las distinciones de funciones asignadas por Dios a los hombres y mujeres en la creación.

2 ¿Representa Gálatas 3:28 el gran avance en el que Pablo proclamó la eliminación de todas las diferencias entre hombres y mujeres, abriendo el camino para que las mujeres fueran ordenadas como pastores o ancianos?  No, para esto mismo Pablo confirmó enérgicamente las distinciones de funciones para hombres y mujeres
1 Corintios 11:3-15: Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo. 4 Todo varón que ora o profetiza con la cabeza cubierta, afrenta su cabeza. 5 Pero toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta, afrenta su cabeza; porque lo mismo es que si se hubiese rapado. 6 Porque si la mujer no se cubre, que se corte también el cabello; y si le es vergonzoso a la mujer cortarse el cabello o raparse, que se cubra. 7 Porque el varón no debe cubrirse la cabeza, pues él es imagen y gloria de Dios; pero la mujer es gloria del varón. 8 Porque el varón no procede de la mujer, sino la mujer del varón, 9 y tampoco el varón fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón. 10 Por lo cual la mujer debe tener señal de autoridad sobre su cabeza, por causa de los ángeles. 11 Pero en el Señor, ni el varón es sin la mujer, ni la mujer sin el varón; 12 porque así como la mujer procede del varón, también el varón nace de la mujer; pero todo procede de Dios. 13 Juzgad vosotros mismos: ¿Es propio que la mujer ore a Dios sin cubrirse la cabeza? 14 La naturaleza misma ¿no os enseña que al varón le es deshonroso dejarse crecer el cabello? 15 Por el contrario, a la mujer dejarse crecer el cabello le es honroso; porque en lugar de velo le es dado el cabello.

  1. Gn. 1.26.
  2. Gn. 2.18-23.

Efesios 5:22: Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor;

3-Si Gálatas 3:28 no elimina todas las diferencias de funciones entre los cristianos, entonces, ¿qué dice este pasaje? El texto afirma  la verdad básica de que en Cristo todas las personas, Judías o griegas, esclavas o libres, hombre o mujer, gozan de la condición de ser hijo o hija de Dios. Esta verdad se hace evidente en el siguiente versículo que dice: "Si vosotros sois de Cristo, ya sois descendencia de Abraham, herederos según la promesa" (v. 29). Esto significa que ser "uno en Cristo" es compartir por  igual  la herencia de vida eterna.

El verdadero problema en Gálatas 3:28 es religioso. La gran preocupación de los judíos y los cristianos del primer siglo era el estado religioso, es decir, la situación de hombres y mujeres ante Dios. Por el contrario, la principal preocupación de muchas personas hoy en día, entre ellos muchos cristianos, es el estatus social, a menudo centrado en la igualdad social de hombres y mujeres. La percepción predominante entre estas personas hoy en día es que sólo podemos lograr una verdadera igualdad mediante la eliminación de todas las diferencias de funciones entre hombres y mujeres, por lo tanto, darse cuenta de lo que los sociólogos llaman "intercambiabilidad de funciones." Aunque popular, este punto de vista es una distorsión, una perversión del orden de la creación de Dios. En el caso de igualdad bíblica no quiere decir la intercambiabilidad de funciones. El cristianismo no elimina la supremacía del esposo o la subordinación de la esposa, sino que redefine las funciones en términos de amor sacrificial, servidumbre, y  respeto mutuo.

4-Algunos dicen que Gálatas 3:28 presenta el pensamiento más maduro de Pablo mientras que los textos como 1 Timoteo 2:12-15 y 1 Corintios 14:33-36  reflejan su pensamiento inmaduro, todavía afectado por su formación rabínica. ¿Es esto cierto?
Afirmar que Pablo en sus epístolas era veces inmaduro o inconsistente debido a la influencia de su formación rabínica socava la autoridad de las Escrituras y asume que un hombre inteligente, al igual que Pablo, era incoherente en ocasiones. Tiene más sentido pensar que Pablo no vio ninguna tensión entre la unidad en Cristo (Gálatas 3:28) y la subordinación funcional de las mujeres en la iglesia. Esta tensión no está en Pablo ni en la Biblia, sino en las mentes de los críticos modernos.
El texto dice: 1 Timoteo 2:12-15: Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. 13 Porque Adán fue formado primero, después Eva; 14 y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión. 15 Pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia.
Así como en 1 Corintios 14:33 -35: Pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz. Como en todas las iglesias de los santos,  34 vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice. 35 Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación.

5-Como el mensaje de Gálatas 3:28 condujo a la eliminación de la esclavitud sin diferencias, ¿debería la misma verdad llevar a la eliminación de las diferencias de hombre-mujer, abriendo el camino para que las mujeres sean ordenadas?
Tres observaciones importantes desacreditan este argumento popular. En primer lugar, Pablo compara la relación entre judíos y griegos, esclavos y libres, y hombres y mujeres en una sola área común: la distinción de estatus de éstos creada en la propia relación con Dios. Él declara que todo el mundo se encuentra en un nivel antes de la cruz.

En segundo lugar, en otras áreas Pablo reconocía que las distinciones entre los tres tipos de relaciones todavía existían. Ser uno en Cristo no cambiaba un Judío en un gentil, un esclavo a un hombre libre, o un hombre en una mujer, sino que cambiaba  la forma en cada una de ellas relacionada a la otra.

En tercer lugar, hay una diferencia importante entre el punto de vista de Pablo sobre la relación hombre-mujer y su visión de la relación esclavo-libre. Mientras Pablo defiende la subordinación involucrada en la relación hombre-mujer, apelando a la orden en la cual el hombre y la mujer fueron creados, nunca enseña que la esclavitud es una institución divina, una parte del orden de Creación  de Dios y que debiera ser perpetuada. Por el contrario, anima a los esclavos cuando se les ofrece la oportunidad de emancipación para tomar ventaja de ello (1 Corintios 7:21), y  clasifica a los secuestradores de esclavos entre los "irreverentes y profanos" (1 Timoteo 1:9, 10). Si bien la esclavitud es una institución temporal humana a consecuencia de la Caída, las diferencias entre hombres y mujeres son distinciones biológicas inmutables procedentes de la Creación.

6-Si Pablo permitía la esclavitud, que hoy condenamos, ¿podemos decir sobre la base de "revelación progresiva" que si él estuviera vivo hoy Dios le inspiraría a cambiar de opinión tanto en el tema de la esclavitud como en la ordenación de mujeres? Pablo no aceptó la esclavitud, como hemos demostrado anteriormente. Por el contrario, los principios que él estableció para la modificación de la esclavitud llevaron a la eliminación de la esclavitud en los países cristianos. Dios no puede contradecirse a sí mismo. Lo que revela es la verdad, por lo tanto, lo que revela al mismo tiempo está siempre en armonía con lo que Él revela en otro momento. Algunas personas van tan lejos como para decir que en virtud de la "revelación progresiva" los hombres homosexuales ya pueden ser ordenados como ministros. Tal conclusión no se puede justificar, sin embargo, porque la Biblia claramente condena la homosexualidad. Algunos dicen que bajo la "revelación progresiva" las mujeres ahora pueden ser ordenadas como ancianas y ministros. Pero esta conclusión también es errónea, porque la Biblia prohíbe desempeñar estas funciones. La revelación puede ser progresiva, pero nunca contradictoria.

7- ¿Apoya Elena G. de White el punto de vista de que las diferencias de funciones entre marido y mujer han sido eliminadas en Cristo?  
No. Por el contrario, ella escribe: El esposo es la cabeza de la familia, como Cristo es la cabeza de la iglesia, y cualquier actitud asumida por la esposa que pueda disminuir la influencia y degradar su posición digna y responsable, desagrada a Dios. Es deber de la esposa renunciara sus deseos y voluntad, en favor de su esposo. Ambos deben saber renunciar a sus gustos, pero la Palabra de Dios da la preferencia al criterio del esposo. Y la esposa no perderá dignidad al ceder así a aquel a quien ella eligió por consejero y protector. El esposo debe mantener su posición en la familia, con toda mansedumbre, y sin embargo con decisión. (Testimonios para la Iglesia, tomo 1, página 276, en español).

 

Pasajes paulinos sobre el Función de la Mujer


8 ¿Cuál es la importancia de la discusión de Pablo acerca de cubrirse la cabeza en 1 Corintios 11:2-16 para la discusión del función de la mujer en la iglesia?

1 Corintios 11:2-16: Os alabo, hermanos, porque en todo os acordáis de mí, y retenéis las instrucciones tal como os las entregué. 3 Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo. 4 Todo varón que ora o profetiza con la cabeza cubierta, afrenta su cabeza. 5 Pero toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta, afrenta su cabeza; porque lo mismo es que si se hubiese rapado. 6 Porque si la mujer no se cubre, que se corte también el cabello; y si le es vergonzoso a la mujer cortarse el cabello o raparse, que se cubra. 7 Porque el varón no debe cubrirse la cabeza, pues él es imagen y gloria de Dios; pero la mujer es gloria del varón. 8 Porque el varón no procede de la mujer, sino la mujer del varón, 9 y tampoco el varón fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón. 10 Por lo cual la mujer debe tener señal de autoridad sobre su cabeza, por causa de los ángeles. 11 Pero en el Señor, ni el varón es sin la mujer, ni la mujer sin el varón; 12 porque así como la mujer procede del varón, también el varón nace de la mujer; pero todo procede de Dios. 13 Juzgad vosotros mismos: ¿Es propio que la mujer ore a Dios sin cubrirse la cabeza? 14 La naturaleza misma ¿no os enseña que al varón le es deshonroso dejarse crecer el cabello? 15 Por el contrario, a la mujer dejarse crecer el cabello le es honroso; porque en lugar de velo le es dado el cabello. 16 Con todo eso, si alguno quiere ser contencioso, nosotros no tenemos tal costumbre, ni las iglesias de Dios.
  A pesar de algunas dificultades de interpretación, 1 Corintios 11:2-16 ofrece una de las declaraciones más claras sobre la importancia fundamental de las diferencias de funciones que deben existir entre hombres y mujeres en el hogar y en la iglesia. La larga discusión acerca de cubrirse la cabeza puede inducir a error a una persona hoy en el pensamiento de que Pablo se especializó en menores de edad. De hecho, el debate sobre el cubrirse la cabeza es sólo secundario al principio fundamental de Pablo afirma acerca de la supremacía del hombre ("la cabeza de la mujer es el hombre", v 3, NIV) y de la subordinación de la mujer (vv. 5 - 10), que deben ser respetados en el hogar y en la iglesia.
El principio estaba siendo cuestionado por las mujeres de Corinto emancipadas que interpretaron la libertad del Evangelio como la libertad de usar un señal de sumisión a sus maridos (de cubrirse la cabeza), sobre todo en los momentos de la oración y de compartir en el servicio de la iglesia. Para contrarrestar esta tendencia, que habría dado lugar a la violación de las distinciones de funciones que Dios mismo había creado, Pablo enfatiza en detalle la importancia de respetar la costumbre de cubrirse la cabeza como una forma de honrar el orden de la Creación.
9 ¿Qué significa para nosotros hoy la instrucción de Pablo en 1 Corintios 11:2-16 sobre cubrirse la cabeza?  Pablo insta a respetar la costumbre de cubrirse la cabeza porque en su tiempo apropiadamente expresaba diferenciación sexual y distinción de funciones. Aplicado a nuestra cultura, el principio significa que si ciertos estilos de pelo y ropa son claramente masculinos o femeninos, su asociación de género debe ser respetado a fin de mantener una clara distinción entre los sexos ordenados en las Escrituras. Este principio es particularmente importante hoy, cuando algunos promueven  la confusión de las diferencias sexuales (unisex), mientras que otros están adoptando el vestido y, a veces el comportamiento del sexo opuesto.

10-¿Por qué dice Pablo, "Porque no permito a la mujer enseñar o tener autoridad sobre los hombres" en la iglesia (1 Timoteo 2:12)? ¿Es porque en sus días las mujeres les faltaban educación?
  Esa es una suposición sin apoyo en la Biblia. Si la falta de educación  hubiera sido la base de la prohibición de Pablo,  habría prohibido tanto a hombres y mujeres  enseñar en la iglesia si no tenían educación. Pero tanto las mujeres como los hombres podrían haber sido entrenados para llegar a ser buenos maestros. Las diaconisas y otras trabajadoras en los equipos apostólicos deben haber recibido algún tipo de formación. De hecho, la situación en Éfeso puede haber sido muy diferente de lo que a menudo es opuesto. Algunas de las mujeres pueden haber sido más educadas que muchos hombres, por lo que pueden haber sentido justificados actuar como maestros-líderes de la congregación. Priscila fue lo suficientemente bien educada en la fe cristiana para instruir a un intelectual como Apolos, cuando él fue a Efeso (Hechos 18:26).Todo esto sugiere que el motivo de la instrucción de Pablo no era que las mujeres carecían de educación.

11 ¿Realmente prohíbe 1 Timoteo 2:12 todo tipo de enseñanza y de hablar las mujeres en la iglesia? Si la Iglesia Adventista tomara la declaración de Pablo literalmente, "Porque no permito a la mujer enseñar. . . sino estar en silencio ", siguiéndolo nos limitaría, ya que utilizamos los talentos de las mujeres tan fuertemente en la Escuela Sabática y en otros ministerios de discurso y enseñanza.  
La Biblia es clara que las mujeres el ministerio de Pablo no se esperaba ser totalmente silenciada. Oraron, profetizaron, y ejercieron un ministerio de enseñanza apropiados (1 Corintios 11:5, Hechos 18:26; Filipenses 4:3, Romanos 16:12, Tito 2:3, 4) el cual Pablo animó. La naturaleza de la enseñanza prohibida a las mujeres en 1 Timoteo 2:12 es la enseñanza con autoridad  limitada al pastor, al anciano-superintendente de la congregación. Esta conclusión es apoyada tanto por el significado del paralelismo ("o tener autoridad sobre los hombres", v 12) y por el uso del verbo "enseñar" y del sustantivo "enseñanza" en los escritos de Pablo, especialmente en sus cartas a Timoteo.
Las cartas de Pablo a Timoteo presentan el ministerio de enseñanza como una función de gobierno realizado por el propio Pablo, por Timoteo, o por otros ancianos supervisores nombrados de la congregación (1 Timoteo 2:7, 3:2, 5:17, 2 Timoteo 1:11, 2:2). Los cargos de Pablo a Timoteo: "dirigir y enseñar" (1 Timoteo 4:11), "tener cuidado de ti mismo y de la doctrina" (4:16), "enseña y exhorta esos deberes" (6:2), "predica la Palabra. . . en enseñar " (2 Timoteo 4:2).
A la luz del uso restrictivo de las palabras "enseñar" y "enseñanza" en estas cartas, es razonable concluir que la enseñanza prohibida a las mujeres es la enseñanza autorizada hechas por ancianos- supervisores.

12 ¿Por qué Pablo prohíbe a las mujeres  enseñar como líderes de la congregación?
   Debido a que las mujeres no iban a ocupar la función de supremacía de la autoridad sobre los hombres. Esta función no es apropiada para las mujeres, no porque sean  menos inteligentes o dedicadas que los hombres, sino por el orden de los hombres y las mujeres establecidos por Dios en la Creación (1 Timoteo 2:13, 1 Corintios 11:8).

¿Presenta alguna vez Pablo o cualquier otro escritor del Nuevo Testamento a la mujer como enseñando? Sí. Pablo usa la palabra griega kalodidaskalos, "maestro de cosas buenas", para referirse a lo que las mujeres de edad  para estar en la instrucción que dieron a las mujeres más jóvenes (Tito 2:3, 4). Por otro lado, el verbo griego utilizado para la función de la enseñanza autorizada que Pablo atribuye a los ancianos es didasko, "enseñar." El único lugar en el Nuevo Testamento donde didasko es una acción de una mujer se encuentra en Apocalipsis 2:20, donde la iglesia de Tiatira es reprendida porque "tolera la mujer Jezabel, que. . . enseña. "

13 ¿Es cierto que el argumento de Pablo acerca de la prioridad de la creación de Adán ("Porque Adán fue creado primero, después Eva", 1 Timoteo 2:13) es defectuosa porque se basa en el relato equivocado de la Creación (Génesis 2, en lugar de Génesis 1) y porque atribuye importancia al hecho de que el hombre fue creado antes que la mujer?  Acusar a Pablo de ser "culpable" puede tener graves consecuencias. Si decimos que Pablo cometió un error al interpretar el significado del Génesis con respecto a las relaciones de funciones entre hombres y mujeres, ¿cómo podemos saber que no era también  un error interpretar el significado de la Segunda Venida, o la relación entre la fe y las obras en el proceso de la salvación?

Pablo claramente establece la base de su autoridad a aquellos que la desafiaron: Si alguno se cree profeta, o espiritual, reconozca que lo que os escribo son mandamientos del Señor.38 Mas el que ignora, ignore. (1 Corintios 14:37, 38). Llama la atención que Pablo hizo esta afirmación muy en el contexto de su enseñanza sobre la función de la mujer en la iglesia. Nos incumbe aceptar su interpretación.

14 ¿Por qué Pablo apela a Adán siendo creado antes que Eva para justificar su afirmación de que las mujeres no se debe permitir "a enseñar o tener autoridad sobre los hombres" (1 Timoteo 2:12)? ¿Es arbitrario asignar liderazgo sobre la base de prioridad de la creación?  Pablo no nos dice por qué razona en esta línea. A menudo, las Escrituras no se sienten obligadas a justificar por sí sola. Sin embargo, parece probable que Pablo vio en la prioridad de la creación de Adán el símbolo de la función de liderazgo que Dios destinó al hombre de cumplir en el hogar y en la iglesia. Desde el punto de vista lógico, parece arbitrario asignar el liderazgo sobre la base de la prioridad de la creación. Desde el punto de vista bíblico, sin embargo, la arbitrariedad desaparece porque  la prioridad de la creación no es un accidente sino un designio divino, destinado a tipificar el liderazgo y la función de supremacía del hombre  creado para cumplir. Además, la importancia otorgada a la prioridad de la formación de Adán se refleja en el sentido de que la Escritura atribuye al "primogénito", un título utilizado, incluso con referencia a Cristo ("el Primogénito de toda creación", Colosenses 1:15).
La santificación del séptimo día es otro ejemplo. Desde el punto de vista lógico parece arbitrario que Dios eligiera bendecir y santificar el séptimo día en lugar del primer día, ya que todos los días consisten igualmente de 24 horas. Desde el punto de vista bíblico, sin embargo, no es arbitrario que Dios eligiera el séptimo día como un símbolo de la Creación y como un tipo de re-creación y  santificación (Génesis 2:2, 3; Éxodo 31:13, 17; Ezequiel 20: 20).

15 ¿Es cierto que si el argumento de Pablo acerca de la prioridad de la creación de Adán es válida, entonces los animales deben gobernar a la humanidad porque fueron creados antes que Adán existiera?  Por supuesto que no. Los defensores de este argumento fallan en tomar en cuenta que la Biblia no concede ninguna importancia a la creación previa de los animales. Los animales fueron creados antes de la humanidad, pero el hombre no  deriva de los animales. Por otro lado, Pablo claramente asocia la prioridad de la formación de Adán con la derivación de Eva fuera del hombre (1 Corintios 11:8, 9). Es sorprendente cómo argumentamos  aún con los escritores de la Biblia cuando  nos dicen algo que no queremos oír.

16 ¿Qué tipo de habla prohibió Pablo a las mujeres en 1 Corintios 14:34 cuando escribe: "vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice?  Pablo no está aquí prohibiendo todo tipo de conversación de las mujeres en la iglesia, ya que algunos capítulos anteriores  se habla amablemente de "toda mujer que ora o profetiza," con tal de que ella se vista modestamente (1 Corintios 11:5). La frase clave que califica el tipo de mujeres hablando  lo que Pablo tenía en mente es, "sino que deben estar sujetas" (v. 34). Esta frase sugiere que el hablar  negado a las mujeres era considerado como inadecuado para ellas como mujeres o esposas. Dicho habla puede haber incluido hablar en la iglesia como maestros autorizados de la congregación, o como críticos de los profetas, ancianos, o incluso sus propios maridos. También puede haber incluido cualquier tipo de interrogatorio considerado como desafiando el  liderazgo de la iglesia. En otras palabras, es probable que incluía todas las formas de expresión de las mujeres que reflejaban  la falta de subordinación a sus maridos y / o a los líderes de la iglesia.

17 ¿Enseña claramente la Biblia que el anciano de iglesia debe ser un hombre y no mujer? 
Sí. En las listas de requisitos para el anciano en 1 Timoteo 3:1-7 y Tito 1:5-9, se hace referencia específica, entre otras cosas, al hecho de que un anciano debe ser marido (griego aner, hombre o marido) de una sola mujer. El anciano, entonces, está para ser un hombre casado fiel a su esposa. Nos guste o no, las especificaciones requieren varones.
La estructura misma del pasaje de 1 Timoteo apoya esta conclusión. Los requisitos para el cargo de anciano (3:1-7) incluyen ser "apto para enseñar." Siguen inmediatamente después la prohibición de las mujeres como maestras-ancianas (2:11-15). Esta colocación de los requisitos para los ancianos (incluyendo la aptitud para enseñar) inmediatamente después de la prohibición en cuanto a las mujeres pone de manifiesto de forma explícita que las mujeres no deberían ser ancianas. Hacerlas ancianas  les  echaría un tipo de función de enseñanza que la Biblia prohíbe específicamente para ellas.